el presidente salvadoreño, Nayib Bukele

Llaman a funcionarios salvadoreños a respetar las normas del Estado democrático

San Salvador.–  Miembros de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fespad) llamaron este miércoles a los funcionarios salvadoreños, incluyendo al presidente Nayib Bukele, a respetar las normas establecidas en el Estado constitucional y democrático para evitar “el rompimiento del orden dentro de la sociedad”.

Lo anterior es una de las recomendaciones que destaca en un informe de evaluación de los derechos humanos en El Salvador durante el 2020, el cual fue presentado hoy y en el que también se subraya que el año pasado “existió una evidente falta de respeto a la Constitución y a todo el orden jurídico vigente”.

El documento indica que “la realidad de El Salvador se ha visto drásticamente modificada desde junio de 2019 a raíz de la serie de medidas y decisiones que desde las más altas esferas de Gobierno se vinieron tomando, lo cual impactó no sólo a toda la sociedad en su conjunto, sino al funcionamiento de las otras instituciones del Estado”.

Señala que “el inicio del año 2020 fue la continuación de una confrontación permanente del Órgano Ejecutivo, por parte del presidente y sus ministros, con la Asamblea Legislativa, pero también con la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ)”.

Se trae a colación el ingreso del presidente Bukele al Congreso, el 9 de febrero, con militares armados con fusiles de asalto como una medida de presión para la aprobación de préstamo para financiar la tercera fase del plan de seguridad del Gobierno.

“Ha habido falta de respeto a la separación y división de poderes, pilar fundamental de la democracia (…) se tuvo un año de graves retrocesos a derechos humanos y de graves violaciones a la dignidad de las personas”, enfatiza.

Por lo anterior, los responsables del informe recomiendan a los funcionarios del Gobierno “ser respetuosos de las normas que impone la democracia y someterse al Estado de Derecho, de no hacerlo va a conducir al país por un derrotero peligroso, al que no es admisible regresar”.

“De lo que se trata es que asuman la responsabilidad de contribuir al fortalecimiento del Estado salvadoreño, esa es la razón fundamental por la que están en los cargos en los que están. De lo contrario, más tarde o más temprano, la patria se los demandará y con creces”, dijo el director ejecutivo de la Fespad, Saúl Baños.

El informe recoge la situación de la defensa y respeto de los derechos humanos durante el año 2020 en El Salvador y se hace principal énfasis en la gestión del Gobierno central, en atención a la “innegable influencia que tiene todo su gabinete de gobierno en la satisfacción o no, de los derechos humanos de la población”.

0 0 votes
Valora esta Publicación
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments