AMÉRICA LATINA

Tras la pandemia reanudan el carnaval enigmático en Tabasco

Tenosique.– El misterioso carnaval más exótico del mundo, cancelado dos años por pandemia, retomó las festividades en el municipio mexicano de Tenosique, en el oriental estado de Tabasco, en el que participaron jaguares, doncellas, héroes y hombres hechizados en coloridas máscaras de madera adornada con flores y vegetación de la selva. La danza del Pochó, de origen precolombino, arrancó este domingo a 214 kilómetros de Villahermosa, capital de Tabasco, en el que participaron cientos de personas al ritmo de flauta y tambor. Este gran ritual consiste en una serie de danzas ejecutadas al compás de una música melodiosa y triste, producida por un instrumento hecho de caña, acompañado de tambores simulando la purificación del hombre a través de la lucha entre el bien y el mal al darle su alma a la muerte, al dios Pochó, que simboliza al ser maligno. La danza de origen maya duró unas cinco horas sin parar, y a lo largo de calles y barrios muchas familias se sumaron a la celebración milenaria que concluyó en un gran ritual de baile en el parque central de Tenosique. Niños, hombres y mujeres participaron disfrazados de cojoes (hombres de madera), jaguar, de pochoveras (doncellas), que son los tres personajes principales de este raro carnaval. Cada año, todos los habitantes se reúnen para preparar cada detalle de esta celebración, en donde purifican sus espíritus mediante danzas y rituales. Días antes de la gran celebración, los habitantes de Tenosique suben a la selva para recolectar cañita, flores de tulipán, bugambilias, colas de gato, hoja de castaña y hoja de plátano seca (sojo) para adornar la indumentaria de cada personaje.

Deja un comentario

Related Posts