noviembre 28, 2022
AMÉRICA LATINA

El Gobierno de Ecuador recula en anuncio de condonar deudas de 10.000 dólares

Quito.- El Gobierno de Ecuador descartó la posibilidad de condonar deudas vencidas de entre 3.000 y 10.000 dólares en la banca pública, una de las demandas de las organizaciones campesinas que participaron en las fuertes protestas de junio, tras evaluar durante los últimos días la aprobación de esa medida. En un comunicado difundido este martes, el Ministerio de Gobierno anunció que «no existe viabilidad financiera para incrementar dicho mecanismo actualmente» pese a que la semana anterior su ministro, Francisco Jiménez, indicó que estaba en elaboración un decreto que estructuraría este proceso.

A cambio, el Ejecutivo ecuatoriano anticipó que la banca pública ecuatoriana ofrecerá facilidades para la reestructuración y reprogramación de las deudas, así como el acceso a nuevos créditos en condiciones preferenciales. La decisión del Gobierno la había anticipado horas antes en rueda de prensa el ministro de Economía y Finanzas, Pablo Arosemena, quien comentó que «no se puede permitir que se ponga en riesgo la liquidez de BanEcuador», el banco público que da créditos con bajos intereses a emprendedores.

Ante este nuevo escenario, la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) calificó de una «burla» del Gobierno que no cumpla con lo que anunció que iba a aprobar, y anticipó que el jueves se reunirán para acordar movilizaciones de carácter regional. La Fenocin ya había suspendido unas movilizaciones convocadas para el 15 de noviembre luego de que el Gobierno señalara que ya estaba en proceso el decreto correspondiente, y para no generar más tensión en un momento donde el Ejecutivo estaba enfocado en la seguridad de las provincias costeras, tras una serie de atentados.

La condonación de las deudas vencidas de hasta 10.000 dólares fue durante las protestas del junio pasado la principal demanda de la Fenocin, una de las promotoras de las movilizaciones junto al movimiento indígena, cuyo líder, Gary Espinoza, fue reticente a firmar el acta que suspendía las protestas por no incluir ese punto. Durante los acuerdos alcanzados para levantar las protestas de junio, que tuvieron paralizado a buena parte del país por 18 días, el Gobierno ya había aceptado la condonación de deudas de hasta 3.000 dólares en la banca pública.

En ese sentido, el ministro Jiménez recordó que ya se han condonado casi 26.000 créditos que ascienden a un valor de más de 58 millones de dólares, mientras que se han reestructurado más de 33.000 préstamos, cuya cantidad en conjunto alcanza los 226,4 millones de dólares. Las protestas de junio, que se saldaron con siete fallecidos, entre ellos seis manifestantes según organizaciones de derechos humanos y un militar, dieron paso a un proceso de diálogo entre el Gobierno y el movimiento indígena y campesino que concluyó con 218 acuerdos que deben ponerse ahora en práctica.

Deja un comentario

Related Posts