Expedición Balmis, la epopeya sanitaria contra la viruela

El objetivo de la expedición Balmis (1803-1806) era poner freno a la epidemia de la viruela que en el continente americano se estima provocó la muerte de unos 90 millones de indígenas. En Europa a comienzos del citado siglo mataba a 400.000 personas al año.

Una hazaña que cobra actualidad con la aparición de casos de viruela del mono, endógena de África y que ahora surgen en países de Europa y América, y para la que se está utilizando una vacuna contra la viruela humana, enfermedad que en España se consideraba erradicada desde los años 80.

Y también con la pandemia de covid al ser el primer programa de vacunación en masa de la historia y no existe misión humanitaria de una magnitud comparable.

Para los expertos no existe epopeya médica, hazaña sanitaria o expedición titánica de una magnitud comparable.

Su expedición fue un bello ejemplo de lo que la ciencia y el espíritu aventurero podían hacer por la humanidad.

El propio descubridor de la vacuna de la viruela, Edward Jenner, escribió sobre la expedición: “No puedo imaginar que en los anales de la Historia se proporcione un ejemplo de filantropía más noble y más amplio que este”.

A instancias del Consejo de Indias, Carlos IV autorizó y financió esta expedición.

El relato de esta historia fascinante, con todos sus pormenores históricos, científicos y humanos, así como el perfil biográfico de Balmis, desde diferentes ángulos, lo podemos encontrar en el libro “La Expedición Balmis (la primera lucha global contra las pandemias)”.

Editado por geoPlaneta, la obra, es una apuesta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), para poner en valor la figura de Balmis, los expedicionarios y los niños vacunados, transportadores de la «simiente» de la vacuna, en un contexto de incertidumbre social y política azotado por las revoluciones en América y Europa.

DE INTERES  La ansiedad postparto, un trastorno que amenaza a las madres

En el prólogo, el investigador Luis Enjuanes, del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, nos cuenta una historia, que hoy con la pandemia de la covid nos resulta muy familiar.

Dejar Tu Opinión Sobre Este Tema

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*